Gastronomía actual en Sevilla


No cabe duda de que Sevilla se encuentra actualmente disfrutando de un panorama gastronómico al alza e imparable. Son muchos los BARES y RESTAURANTES de moda en los que, casi  a diario, la gente se agolpa para disfrutar de una buena gastronomía o de ese lugar de moda.

En este punto veo de TOTAL JUSTICIA reconocer las bases que modernizaron la gastronomía sevillana, antes de que existieran ridículos blogs (como este) o portales en los que algunos “CRÍTICOS” aprovechan su estatus para enaltecer las “glorias” culinarias de amigos y allegados.

Restaurantes como EGAÑA ORIZA fueron de los primeros en introducir aires nuevos provenientes de la gastronomía vasca, francesa e internacional. Hace pocos años hicieron una total renovación que les ha devuelto su gloria olvidada. Algo más rompedor en su momento fue la apertura de SALVADOR ROJO, un restaurante que apostó por calidad en el producto y presentaciones novedosas. Hoy día se mantiene en una nueva ubicación, con su misma calidad e idéntica maestría. Sobre el año 2005 irrumpió un restaurante arriesgado, tanto en su filosofía como en su decoración y pretensiones, ABANTAL. Con un jovencísimo y talentoso Chef, Julio Fernández. Poco a poco se ha consolidado, consiguiendo su estrella michelin y mejorando año tras año con una rigurosa y actualizada interpretación del recetario andaluz.

Respecto a bares de tapas, únicamente reseñaré aquellos que, en su tiempo, supusieron una revolución, tanto en su cocina como en sus tapas. Sin duda fue EL PINTOR el local más revolucionario allá por el año 2000. Una cocina Catalana muy actualizada, basada, como las de los bares de hoy día, en productos de gran frescura, cocciones cortas y combinaciones sorprendentes. Sus antiguos gestores se reparten hoy día en GASTROMAQUIA (Madrid) y EL GALLINERO DE SANDRA (Sevilla) donde mantienen su filosofía. Muy a posteriori, fue BAR ANTOJO el que supuso la verdadera revolución gastronómica en Sevilla. Provenientes del erróneamente clausurado GASTROMIUM, uno de sus socios inició su andadura en solitario, llegando a convertirse en uno de los principales grupos hosteleros de la ciudad. Su apuesta por el interior de sus locales, sus tapas y raciones clásicas y bien versionadas y la introducción de cocinas extranjeras sabiamente tratadas han sido sus máximas.

Tras el BAR ANTOJO otro gran revolucionario fue OVEJAS NEGRAS (comentado aquí en 2011) y LA AZOTEA, destacando, sobre todo, por

 

ChefHat

 

su producto. El caso de TRADEVO (comentado aquí en 2011) es coetáneo, aunque muy distinto. Un grandísimo restaurante disfrazado de bar de tapas. Productos frescos y un toque sorprendente en todas sus elaboraciones.

Tras estos visionarios otros tantos y tantos bares nacen y mueren, intentando destacar en ocasiones más en las redes que en sus cocinas…bares muy preocupados por la estética y la fama, donde comer lo de siempre…tatakis, tartares, mini hamburguesas y woks…En fin, al César lo que es del César.

Desde aquí animo a esos nuevos restauradores a reencontrarse con el excelso recetario andaluz, con sus productos de máxima calidad y con la humildad que impera en el gremio de los cocineros.

 

 

Anuncios